Una sala de la Corte Suprema de Justicia confirmó hoy la condena a seis años de cárcel impuesta al expresidente Alberto Fujimori por la irregular compra de medios de comunicación, soborno a congresistas y espionaje telefónico.

La justicia peruana desestima así los recursos de nulidad interpuestos tanto por la defensa de Fujimori como por la Fiscalía y la acusación civil, estos dos últimos habían pedido ocho años de cárcel.

El tribunal también fijó el monto de la reparación civil que el exmandatario deberá pagar al Estado y que asciende a algo más de 24 millones de soles (13,5 millones de dólares), mientras que la suma que deberá pagar a los 28 agraviados será de 3 millones de soles (1,6 millones de dólares) en total, a repartir en forma proporcional.

En la resolución, el tribunal indica que los hechos que se le imputan a Fujimori se encuentran "suficientemente acreditados y resultan intangibles al haberse acogido a la conclusión anticipada del juicio oral con la aceptación de su abogado, lo que implica el reconocimiento de responsabilidad penal y civil de los cargos".

La pena de cárcel, según la ratificación de la Corte Suprema vencerá el 10 de febrero de 2013, sin embargo, Fujimori no saldrá en ese momento de la cárcel, ya que también cumple una pena de 25 años de prisión por delitos contra los derechos humanos.

Además de estos dos procesos, el expresidente, extraditado de Chile en 2007, también fue hallado culpable en otros dos juicios -a seis años de prisión por allanamiento de morada y a siete años y seis meses por haber pagado 15 millones de dólares a su otro brazo derecho Vladimiro Montesinos.