El ministro colombiano del Interior, Germán Vargas Lleras, dijo hoy que Luis Alfredo Garavito, asesino y violador confeso de más de 140 niños, solamente podrá ser extraditado a Ecuador cuando pague la pena impuesta en Colombia por un juez a finales del año 2000.

"Garavito tiene que cumplir su pena en Colombia antes de responder en aquellos países donde cometió otros delitos", señaló Vargas Lleras a periodistas en Bogotá.

El asesino en serie fue condenado a la pena máxima de 40 años, pero un tribunal la rebajó por cooperación con la Justicia y ahora le quedan por cumplir más de once años de prisión.

La Fiscalía colombiana le comunicó a Garavito, actualmente preso en una cárcel del norte del país, que la Justicia de Ecuador pidió en mayo pasado su extradición por el presunto asesinato, en 1998, de dos niños, uno de 12 años y otro de 16, en Santo Domingo de Los Colorados.

A través de una carta remitida a la embajada ecuatoriana, la Fiscalía colombiana avaló la solicitud de Corte Nacional de Justicia de Ecuador mediante la cual se expidió la orden de captura, con fines de extradición.

Garavito, preso desde 1999, es investigado por 172 asesinatos de menores cometidos en Colombia y al menos dos casos en Ecuador.

Alias "La Bestia" confesó unos 140 crímenes y hasta el momento se han encontrado los restos de 114 de sus víctimas, por lo que es considerado uno de los mayores asesinos en serie del mundo.

Garavito, quien cometió los crímenes a lo largo de la década de los años ochenta y noventa en los dos países, se hacía pasar por indigente, monje, vendedor, e incluso por discapacitado y así lograba la atención de los menores, de entre 6 y 16 años, a los que ofrecía dinero y otros obsequios.

Alias "La Bestia", "El Monje", "El Mendigo" o "El Loco", entre otros, fue detenido por un policía colombiano de la ciudad de Villavicencio (sur), cuando intentaba violar a un menor en un descampado.

Luego de que se conociera del pedido de extradición de Ecuador, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) de Colombia descartó que Garavito tuviera posibilidades de salir de prisión en breve por cumplimiento de su condena.

"La Bestia" purga una condena, a la que le faltan más de once años, en una celda especial de la cárcel de máxima seguridad de Valledupar, en el norte de Colombia.

También en mayo pasado, el director del Inpec, general Gustavo Adolfo Ricaurte, dijo que aunque esa condena podría concluir pronto, aún tiene más de 110 procesos que requieren la aplicación de una segunda etapa de detención.

Según el alto oficial, Garavito no podría quedar en libertad antes de "unos "25, 30 o 40 años, aproximadamente".