Un guerrillero de las FARC fue condenado a 43 años de prisión por el asesinato de al menos cuatro indígenas en el suroeste de Colombia.

La Fiscalía General informó el miércoles que la determinación fue adoptada por un juzgado penal de la ciudad de Pasto, capital del departamento de Nariño, a 530 kilómetros al suroeste de Bogotá, y recayó sobre Omar Rolando Herrera, alias "Marcolino", un rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Alias "Marcolino, quien está privado de la libertad desde 2009, fue hallado responsable del delito de homicidio en calidad de coautor.

La masacre de los indígenas awa fue perpetrada el 4 de febrero de 2009 en el resguardo Tortugaña-Telembí, en el municipio de Barbacoas, en Nariño y a unos 555 kilómetros de la capital colombiana.

"De acuerdo con lo establecido en la investigación, miembros de esa guerrilla, encabezados por el hoy sentenciado, amarraron y ultimaron con arma blanca a John Jairo Cuasaluzan Nastascuas, Adolfo García, James Cuasaluzan Nastascuas y Blanca Patricia Cuanga Nastascuas", dijo la Fiscalía en un comunicado.

En el 2009, las comunidades indígenas en Nariño, principalmente los Awa, fueron objeto de varios ataques de grupos armados ilegales como las FARC, que señalo a los nativos de ser supuestos colaboradores del Ejército, lo que fue negado entonces por los mandos militares.

Los awa son una etnia de unas 30.000 personas repartidas en al menos 36 resguardos en Nariño, principalmente, según datos de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), que ha indicado que ese pueblo indígena es acusado indistintamente por los actores armados irregulares de colaborar con el otro al que considera su enemigo.

Luis Evelis Andrade, presidente de la ONIC, aseguró esta semana que en lo que va de año han sido asesinados al menos 54 indígenas en distintos puntos del país a manos de grupos ilegales. En 2010 los indígenas asesinados fueron 122, de acuerdo con Andrade.