El presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke anunció el miércoles que el banco central estadounidense está dispuesto a proporcionar más estímulos monetarios si persiste la atonía de la economía nacional.

En su informe semestral ante el Congreso, Bernanke describió tres alternativas que consideraría la Fed.

Bernanke dijo que el banco central podría iniciar otra ronda de recompra de bonos del Tesoro, la tercera desde 2009, y reducir el interés pagado a los bancos por las reservas que mantienen depositadas en la Fed para animarles a que presten más.

La Fed podría además ser más explícita al explicar cuánto tiempo más mantendrá bajas las tasas de interés, lo que daría confianza a los mercados.

La bolsa subió tras las indicios ofrecidos por Bernanke de que la Fed está dispuesta a lanzar otro plan de estímulo monetario para evitar la recaída económica. El promedio industrial Dow Jones subió 15 puntos (1,2 en la contratación de la mañana y los otros índices también avanzaron.

Bernanke sostuvo que factores temporales han frenado el repunte económico, como el encarecimiento de los alimentos y la energía. Pronosticó que esos factores deberían disminuir en el segundo semestre, con repunte de la expansión económica. Empero, si no se cumple el pronóstico, la fed está dispuesta a intervenir, agregó.

"Continúa la posibilidad de que la reciente debilidad económica quizá sea más persistente de lo esperado y que repunte el peligro de la inflación, lo que implicaría la necesidad de un apoyo monetario adicional", dijo Bernanke ante la Comisión de Servicios Financieros de la cámara baja en el primero de dos días de declaraciones en el Capitolio.

Bernanke agregó que es posible que el repunte de la inflación, debido al encarecimiento de la energía y los alimentos, sea más persistente que lo anticipado por el banco. Agregó que la entidad elevará las tasas de interés más rápido que lo planeado si no bajan los precios.

Algunos gobernadores regionales del banco criticaron la recompra de los bonos de la Tesorería iniciada por el banco central por creer que fomentará la inflación.

La Fed ha mantenido su tasa clave de interés casi en cero desde diciembre del 2008. La mayor parte de los economistas privados creen que la mantendrá hasta mediados del próximo año y otros creen que lo hará en 2013.

La Fed acordó además concluir su recompra de la deuda pública por 600.000 millones de dólares que había iniciado con el fin de impulsar la economía.