La inflación en América Latina y el Caribe se situará alrededor del 7,5 por ciento en 2011, tras alcanzar el año pasado un 6,6 por ciento, señaló hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En su Estudio Económico 2010-2011, presentado en Santiago de Chile, el organismo regional indica que el año pasado Argentina, Jamaica, Trinidad y Tobago y Venezuela registraron tasas de inflación superiores al 10 %.

Venezuela registró la cifra más alta de la región, con un 27,4 %.

El aumento de precios en 2010 fue generalizado, con la excepción de Ecuador, y obedeció en gran medida al encarecimiento de alimentos y bebidas.

Este año, la inflación ha mantenido su tendencia al alza, impulsada igualmente por las subidas de los precios de alimentos y bebidas, pero también por los combustibles, el transporte y, en algunos casos, los servicios de vivienda, señala el informe.

También se han comenzado a observar alzas de la inflación subyacente (hidrocarburos, frutas y verduras frescas), que en mayo de 2011 alcanzó un 5,6 % interanual, tras haberse situado ligeramente por encima del 5 % a lo largo del pasado ejercicio.

Por subregiones, los países del Caribe han presentado este año tasas relativamente elevadas, mientras que en Centroamérica se registran niveles inferiores al promedio regional, igual que en México que, además, muestra una desaceleración desde finales de 2010.

En mayo de 2011, la inflación en 12 meses registró un promedio de 8,1 % en la región, con niveles elevados en Venezuela (24,8 %), Bolivia (11,3 %) y Paraguay (10,2 %), intermedios en Brasil (6,6 %) y más moderados en Chile (3,3 %), México (3,2 %), Perú (3,1 %) y Colombia (3 %).