Un hombre que fue arrestado tras ingresar a la propiedad de Halle Berry se declaró inocente de acoso el martes, mientras que se le ordenó que permanezca a 457 metros (500 yardas) de la actriz si sale de prisión.

Richard A. Franco, de 27 años, no habló durante la breve audiencia en la que se le acusó formalmente y se realizó horas después de que se le imputara el cargo de acoso.

El defensor público Ken Star, presentó la declaración a nombre de Franco y no se opuso a la orden de la corte para proteger a Berry que fue emitida por el juez de la Corte Superior Upinder S. Kalra.

La actriz no asistió a la audiencia, pero ha estado frente al acusado por lo menos dos veces desde el sábado, cuando Franco traspasó los límites de su vivienda en Hollywood Hills.

Un fiscal y Star dijeron que Berry identificó a Franco tras su arresto el lunes.

Star leyó parte de un reporte de la policía que decía que Berry parecía "muy agitada y mostraba signos de estrés" cuando las autoridades le pidieron que identificara a Franco. El defensor agregó que su cliente admitió haber estado en la propiedad de la actriz.

"Le tiene mucho miedo al acusado", dijo la vicefiscal de distrito Wendy Segall durante audiencia.

El martes Berry obtuvo una orden de restricción en una corte civil para obligar a que Franco permanezca a 91 metros (100 yardas) de ella y de su hija de 3 años.

La actriz escribió que Franco estuvo a punto de entrar a su cocina el domingo por la tarde y dijo que logró cerrar la puerta y llamar a la policía antes de que entrara a su casa.

La orden de Kalra expirará en tres años o una vez que el caso contra Franco se haya terminado.

Franco tendrá una nueva audiencia a finales de julio. Enfrenta hasta tres años en prisión si resulta culpable. Por ahora está en prisión y le establecieron una fianza de 150.000 dólares.

___

Anthony McCartney está en Twitter en @celebritydocket