Los buzos rusos habían recuperado a las 08.00 hora de Moscú de hoy (04.00 GMT) los cadáveres de 59 personas que formaban parte del pasaje del "Bulgaria", el barco turístico que naufragó el domingo en aguas del Volga, informó un portavoz del gabinete de crisis que trabaja en la zona del naufragio.

"Entre los muertos identificados se encuentra el capitán del Bulgaria, Alexandr Ostrovski, y su esposa", dijo el portavoz citado por la agencia Interfax.

Agregó que los buzos aún no han llegado a la sala del barco donde en el momento del naufragio, según aseguraron varios supervivientes, había al menos 30 niños.

El Ministerio de Sanidad de Tatarstán, la república rusa donde se produjo la tragedia, publicó en su página web una lista de 39 víctimas mortales identificadas, casi toda ellas mujeres.

Según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia, a bordo del "Bulgaria" iban un total de 205 personas, 80 de ellas fueron rescatadas con vida, por lo que el número de muertos puede ascender a 115.

Por decreto del presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, el país guarda hoy duelo nacional en memoria de las víctimas de la tragedia en el Volga.

El naufragio del "Bulgaria", un barco de doble cubierta, construido en Checoslovaquia en 1955, ha sido el accidente fluvial más grave en Rusia en casi treinta años.

En 1983, en tiempos soviéticos, también en el Volga, el barco "Alexandr Suvórov" se estrelló a velocidad de crucero contra un puente, accidente en el que según las autoridades de la época murieron 176 personas, mientras que otras fuentes elevaron a 600 la cifra de muertos.