Decenas de detractores de una polémica ley migratoria de Arizona protestaron el martes afuera del estadio donde se realizó el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas.

Bajo un calor abrasador de casi 40 grados Celsius (más de 100 Fahrenheit), dos grupos diferentes de personas pro inmigrantes protestaron afuera del estadio Chase Field antes de que iniciara el encuentro de béisbol. Uno de los grupos hizo una protesta silenciosa y repartió listones que simbolizaban paz y unidad.

El otro se manifestó ruidosamente con altavoces y marchando en círculos con pancartas que decían "Boicot al odio" y "Resistan con nosotros".

La mayoría de los aficionados mostraron más interés en ver el partido y sólo miraron de reojo a los opositores del proyecto de ley SB1070 que fue aprobado por la gobernadora Jan Brewer en abril.

Esta legislación exige que todos los inmigrantes tengan y porten documentos de registro de inmigración, y exige a la policía que al hacer cumplir otras leyes pregunten la situación migratoria de la gente en caso de que haya una sospecha razonable de que no obtuvieron autorización legal para entrar en el país.

La ley fue impugnada ante una corte federal. El gobierno del estado ha apelado el fallo de un juez federal que impide la aplicación de algunas de las disposiciones más severas de la legislación.

"Nadie puede interceptar a alguien en la calle y decirle: '¿Como te llamas?, muéstrame tus papeles''', declaró Antonio Medrano, un activista por los derechos de los inmigrantes que viajó desde la ciudad de San Francisco en el estado de California. "Eso se llama racismo, y lo hubo en Sudáfrica con el apartheid (segregación racial) y lo hubo en Alemania con los nazis".

Otros manifestantes gritaron mediante un magnavoz varios lemas como "No te puedes ocultar, podemos ver su lado racista" y "Alto a la injusticia".

Algunos de los aficionados vieron a los activistas con curiosidad, otros con irritación y otros más con sentimientos encontrados mientras se dirigían a la entrada.

Margarito Blancas, entre un grupo de manifestantes que repartían listones blancos y volantes con información sobre la ley, dijo que el grueso de las personas cree que el béisbol es totalmente ajeno a la política. "Pero vean la historia del béisbol con Jackie Robinson y su impacto".

Robinson rompió las barreras raciales en el béisbol en 1947.

Al otro lado de la calle, un grupo más pequeño de personas portaron pancartas con lemas de apoyo al alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, y a la SB1070.

"La inmigración ilegal eso es lo que es", dijo Andy Figueroa, de un grupo en favor de la inmigración documentada en el movimiento político conservador tea party. "No tiene nada que ver con racismo o derechos civiles. Cuando viajas a otro país, tienes que llevar documentos".

Cuando la SB1070 fue aprobada, varios activistas propusieron que el Juego de Estrellas fuera sacado de Arizona. El comisionado Bud Selig rechazó la idea y dijo que eso era un asunto político.