Músicos de la Opera de la Ciudad de Nueva York iniciaron una protesta en momentos que la compañía anunciaba su nueva temporada.

Los músicos sindicalizados dijeron el martes que el contrato que les ofrecen reduciría el coro y la orquesta, además de quitarles el seguro de salud y otros beneficios. Sostienen que ni siquiera les garantizan una cantidad mínima de semanas de trabajo.

La vocera Maggie McKeon dijo que la compañía está aplicando una nueva estrategia para revertir más de un decenio de déficit. La temporada incluirá apenas tres o cuatro óperas.

La venerable organización de 68 años, considerada un pilar de la cultura estadounidense, lanzó la carrera de Plácido Domingo, Beverly Sills y otras estrellas. Pero últimamente ha sufrido una disminución de su patrimonio además de un déficit multimillonario.