Una mujer y tres niños murieron de disparos en su casa en un suburbio de Nueva Orleáns, informó la policía.

Wayne McInnis, teniente del Departamento de Policía de Kenner, dijo que los niños tenían 12, 6 y 1 año de edad. Aún no cuentan con sospechosos ni móviles del crimen.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 5 de la tarde del martes.