Los talibanes asestaron hoy un duro golpe al Ejecutivo de Hamid Karzai con el asesinato de su hermano Ahmed Wali, considerado el hombre más poderoso del sur afgano, en un ataque que sucedió durante la visita al país del presidente francés.

El atentado tuvo lugar en torno al mediodía hora local en la misma residencia de Ahmed Wali de la conflictiva ciudad sureña de Kandahar, capital de una provincia homónima.

Según una fuente oficial consultada por Efe, el jefe del Consejo provincial Kandahar y hermanastro del presidente afgano fue asesinado a disparos por un guardaespaldas suyo calificado de "amigo íntimo", cuya identidad es Sardar Mohamed.

"Sardar Mohamed estuvo trabajando con él durante un largo tiempo como guardaespaldas y se le permitía llevar pistola dentro de la casa de Karzai", confirmó luego en un comunicado la oficina del gobernador regional.

Mohamad esperó con "una carta en la mano" a que Ahmed Wali Karzai saliese del interior de la residencia para hacer las abluciones previas a la oración y después le disparó dos veces, una en la cabeza y otra en el pecho, según la nota.

La víctima fue trasladada de inmediato a un hospital pero falleció antes de llegar a él, mientras que su asesino fue abatido por las fuerzas de seguridad en el mismo lugar de los hechos.

Las autoridades han arrestado a algunos guardaespaldas de Ahmad Wali e iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias del ataque.

En declaraciones a la agencia afgana AIP, el jefe de la Policía de Kandahar, Abdul Razaq, aseguró que hubo participación "extranjera" en el atentado, que enseguida fue reivindicado por la insurgencia talibán.

"Es uno de nuestros más grandes logros. Al igual que su hermano (Hamid Karzai), estaba implicado en actividades anti-afganas. Además tenía contacto directo con los invasores extranjeros", dijo a Efe el portavoz talibán Yusuf Ahmadi.

La fuente añadió que el ataque contó con "un plan meticuloso y genial" que fue perfilado "durante mucho tiempo".

El presidente de Afganistán, por su parte, lamentó la muerte de su hermanastro y abogó por continuar combatiendo a los insurgentes para acabar con "estos sufrimientos".

"Mi hermano pequeño, Ahmed Wali Karzai, ha sido asesinado en su casa. Pertenecemos a Alá y a él volvemos. Esta es la vida del pueblo afgano. Lo sufrimos todos y esperamos poner fin a estos sufrimientos del pueblo", afirmó Karzai en una rueda de prensa.

Karzai compareció en palacio ante la prensa acompañado del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien llegó hoy a Afganistán en visita oficial y anunció un calendario detallado para la retirada de sus tropas del país centroasiático.

La noticia del asesinato trascendió antes de la comparecencia de ambos ante la prensa.

"Mis disculpas por no haber hablado con él (Sarkozy) con felicidad y sonrisas", se excusó el presidente afgano, con los ojos enrojecidos y claras muestras de dolor.

El hermanastro de Karzai ya había sufrido atentados contra su vida, como un ataque armado en mayo de 2009 durante una visita a la ciudad de Jalalabad que costó la vida a uno de sus guardaespaldas, aunque él resultó ileso.

Ahmed Wali Karzai era considerado uno de los principales responsables de la proliferación del tráfico de opio en el país, y varios medios estadounidenses habían informado de que estaba implicado en casos de corrupción, algo que él negaba.

Según denunció el diario "The New York Times" en el año 2009, estuvo desde 2001 a sueldo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU.

"Estoy listo para un detector de mentiras. Soy inocente. Si alguien puede encontrar dinero de mi familia en un banco del mundo, puede guardárselo", declaró al respecto en una ocasión Ahmed Wali Karzai.

Fawad Peikar