La nueva jefa del Fondo Monetario Internacional, la francesa Christine Lagarde, nombró como su adjunto a un funcionario de alto rango de la Casa Blanca.

Lagarde designó a David Lipton para que sea el primer director gerente adjunto en el FMI. Lipton es el actual director en jefe para asuntos económicos internacionales del Consejo de Seguridad Nacional.

El nombramiento de Lipton siguió la costumbre del FMI de que un estadounidense ocupe el segundo cargo de mayor importancia en la institución financiera internacional.

Lagarde también nombró subdirector gerente a Min Zhu, ex gobernador adjunto del banco central de China.

El nombramiento de Zhu tuvo como fin tranquilizar a los países en desarrollo, los cuales demandan desde hace tiempo tener una mayor voz en la entidad.

Era muy previsible el nombramiento de Zhu a un cargo de alto rango en el FMI debido al apoyo de China a Lagarde para que ocupara el cargo titular.