La ciudad de Nueva York lanzó hoy una campaña para informar a sus residentes sobre los beneficios de los autos eléctricos, en un esfuerzo por cumplir con la meta de calidad de aire y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Igualmente, la ciudad agregó 70 autos eléctricos a su flota, con lo que aumenta a 430 los automóviles de este tipo con los que cuenta y que la han llevado a ocupar el primer lugar en esta iniciativa en la nación, destacó el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg.

Los autos estarán asignados a diversos departamentos municipales entre ellos Policía, Bomberos, Corrección, Protección Ambiental, Parques y Recreación, así como para el recogido de basura, indicó el alcalde durante el acto en que se entregaron los vehículos y se dio a conocer los pasos que toma la ciudad para proteger el medio ambiente.

Datos oficiales indican que estos vehículos son responsables por la emisión de aproximadamente una cuarta parte del dióxido de carbono (CO2) asociado con el uso del automóvil promedio en la ciudad.

Señalan además que los autos eléctricos no tienen emisión por el tubo de escape de óxido de nitrógeno (NOx) o partículas (ambos contribuyen a las enfermedades respiratorias) y no emiten casi ningún calor en el motor, reduciendo el sofocante calor en zonas muy transitadas.

Se espera que los vehículos eléctricos representen 0.6 por ciento del consumo total de energía para el 2015 en la Gran Manzana.

Si el 70 por ciento de todos los vehículos eléctricos se conectasen simultáneamente para cargar durante las horas pico, la demanda se incrementaría en menos de dos por ciento, de acuerdo con los datos provistos por la alcaldía.

Como parte de la iniciativa anunciada hoy por Bloomberg, los neoyorquinos podrán encontrar información sobre estos autos a través de la página digital de la ciudad, www.nyc.gov, en el que explica sobre los beneficios al medio ambiente.

El sitio provee además información a los usuarios sobre cómo se guían, las diferencias y similitudes con los vehículos convencionales y también incluye un mapa de estaciones públicas de recarga eléctrica en la ciudad.

También les facilita un enlace para calcular el costo y ayudar a dueños potenciales a entenderlo y compararlo con el costo de un auto convencional, incluido la gasolina.

La ciudad de Nueva York colabora en asociación con las de Boston y Filadelfia para eliminar las barreras para una adopción temprana de autos eléctricos mediante acciones de bajo costo y de alto impacto.

Una encuesta de opinión realizada para la ciudad reveló que solo 30 por ciento de los neoyorquinos tiene conocimientos sobre los beneficios específicos y limitaciones de los vehículos eléctricos.

El estudio mostró además que 21 por ciento de los consumidores estaría más dispuesto a comprar un auto eléctrico después de ser educados sobre estos automóviles.

"Debemos dar a los neoyorquinos herramientas para que tomen decisiones que ayuden al medio ambiente. Cuando se les da a conocer los hechos, aumenta la probabilidad de que prefieran los autos eléctricos", indicó Bloomberg, de acuerdo con un comunicado de prensa.

Indica además que la administración Bloomberg espera sustituir los más de 13.000 tradicionales taxis amarillos de la ciudad por autos eléctricos.

Como primer paso en esa dirección, la ciudad trabaja con una empresa fabricante de autos y los dueños de taxis amarillos en un programa de prueba para estudiar el uso de estos vehículos con cero emisiones, que se pondrá en marcha en 2012.

El próximo año, seis autos eléctricos serán parte de la flotilla de taxis que opera en la zona metropolitana del condado neoyorquino de Manhattan.