La Bolsa de Seúl perdió hoy más de un 2 por ciento por los temores de contagio de la crisis de deuda a países de la zona euro como Italia o España, que ha llevado a los números rojos a los principales mercados mundiales.

El índice Kospi del mercado surcoreano bajó hoy 47,43 puntos (2,20 por ciento) y terminó la sesión en 2.109,73 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq retrocedió 7,74 unidades (1,55 por ciento) para situarse en 490,63 enteros.

Los inversores extranjeros en la Bolsa de Seúl protagonizaron una salida en masa para asegurar posiciones por el temor de la crisis de deuda que ya afecta a Grecia, Portugal e Irlanda se extienda a otras economías de la zona euro.

La mayoría de las acciones en la Bolsa de Seúl cerraron en pérdidas, con el especial retroceso de los grandes exportadores surcoreanos, que podrían verse afectados por una caída de la demanda desde la Unión Europea.

El primer valor surcoreano, Samsung Electronics, una referencia en el parqué, cayó un 1,73 por ciento, pese a tener normalmente un comportamiento muy moderado.

Además, el mayor fabricante de automóviles surcoreano, Hyundai Motor, retrocedió un 3,14 por ciento, mientras que su filial Kia Motors perdió un 4,01 por ciento, ya que la crisis europea puede tener un gran impacto en sus ventas.

La mala marcha en los mercados variables hizo que las casas de valores también sufrieran importantes retrocesos, como el desplome del 5,07 que experimentó Daewoo Securities.

Por su parte la moneda local, el won, se depreció 8,7 unidades frente al dólar, que se intercambió al cierre a 1.066,5 wones.