El ministro luxemburgués de Finanzas, Luc Frieden, aseguró hoy que si la eurozona y la Unión Europea están unidas "ningún país estará en riesgo" de sufrir "un problema importante", porque de lo contrario arrastrará a todos los demás.

El Eurogrupo reafirmó el lunes su compromiso con la estabilidad financiera en la eurozona y para ello ha propuesto una serie de medidas -aplicables a Grecia pero también a otros que puedan requerir en algún momento ayuda- que incluyen aumentar el alcance y la flexibilidad del actual fondo de rescate, alargar el vencimiento de la deuda y rebajar los tipos de interés.

El mensaje no convenció a los mercados, dado que las principales plazas europeas abrieron hoy a la baja.

Frieden señaló a su llegada al Consejo de Ministros de Finanzas que sabe que "será difícil convencer a los mercados", pero por la única razón de que éstos, al igual que la prensa, opinó, siempre esperan que los gobiernos tomen decisiones en todas las reuniones.

"La decisión que tomamos ayer es la de que haremos todo para salvaguardar la estabilidad", recalcó.

En el caso concreto del rescate a Grecia, los ministros no lograron avanzar ayer en definir el modelo bajo el cual se implicará al sector privado, pero encargaron a un grupo de trabajo proponer medidas e iniciativas.

"Tenemos que encontrar un modelo para implicar al sector privado sin que se desate un riesgo de contagio demasiado grande", dijo Frieden.

Una de las opciones que analizarán los ministros del Eurogrupo será la recompra de bonos griegos, lo que podría efectuarse a través del fondo de rescate.

No obstante, el ministro se mostró convencido de que, "si todos estamos unidos, ningún país estará en riesgo. Si permitiéramos que un país tuviera un problema importante eso nos afectaría a todos", recalcó Frienden, quien dijo que "no tiene sentido especular sobre uno u otro país" en peligro.

"Estamos lidiando con Grecia, Irlanda y Portugal y nos ocuparemos de que, a través de las medidas que están tomando, esté asegurada la estabilidad de la eurozona", agregó.

En cuanto a la publicación de los resultados de las pruebas de resistencia de los bancos, Frieden dijo que se trata de un procedimiento "normal" y no debe ser visto como algo "extraordinario", en otro mensaje a los mercados financieros.