El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) de Venezuela exigió hoy el cese "inmediato" de las "prácticas abusivas" y "mensajes de odio" que, a su entender, transmiten los medios de comunicación estatales por considerar que exacerban la "crispación política".

En un comunicado, el CNP destacó la "continua y descarnada difusión de mensajes de odio" en los medios públicos del país y lamentó también la reciente apertura de un expediente administrativo a la cadena opositora Globovisión por su cobertura de la crisis carcelaria de El Rodeo.

"La descalificación, el etiquetaje de personas y medios con palabras obscenas, la invitación a leer textos que incitan al odio racial y demás prácticas abusivas con respecto a la libertad de expresión" se producen en los medios estatales, reza el comunicado.

Frente a esta situación, el CNP "exige el cese inmediato de estas campañas destinadas a exacerbar la crispación política y el desprestigio de una parte de la sociedad venezolana, lo que contradice el principio democrático de la Constitución vigente".

El colegio denuncia, además, la "actuación sesgada" de la gubernamental Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) contra los "medios privados", tomando como referencia la reciente apertura de un expediente a Globovisión, frente a la "ceguera" con la que "asume violaciones a las normativas" en medios oficiales.

El presidente de Conatel, Pedro Maldonado, anunció el pasado 30 de junio la apertura de un proceso "administrativo sancionatorio" a Globovisión por entender que el canal privado buscó "generar zozobra en la ciudadanía" con su cobertura sobre los sucesos carcelarios de El Rodeo.

El Gobierno venezolano sigue a la espera de la rendición del millar de presos atrincherados en El Rodeo II, uno de los dos penales del complejo penitenciario El Rodeo sobre los que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) lanzó una operación con 5.000 militares el pasado 17 de junio.

Por otro lado, el Colegio Nacional de Periodistas también lamentó los insultos al director del periódico opositor El Nacional, Miguel Henrique Otero, por parte de un presentador de la estatal Venezolana de Televisión (VTV) así como un episodio ocurrido en Radio Nacional de Venezuela.

Según el colegio, la presentadora de uno de los programas radiofónicos invitó a la audiencia a leer "un libelo antisemita", lo que generó la denuncia de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela que todavía "no ha recibido respuesta".

El CNP aseguró que "el amparo que el Estado venezolano está haciendo a este tipo de expresiones de odio no es garantía de impunidad" e indicó que los responsables deberán acudir a la justicia.