Estados Unidos firmó el martes una carta de intención junto a representantes de México y siete naciones centroamericanas para reafirmar la cooperación en seguridad aérea, el incremento en el intercambio de información y una seguridad fronteriza compartida.

La secretaria de seguridad nacional Janet Napolitano dijo que "Estados Unidos está comprometido a trabajar con nuestros socios en América Central y México para mejorar la seguirdad en la región y facilitar el flujo de viajes legales y el comercio que son vitales para nuestras economías", al firmar el documento junto a emisarios de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá.

Durante la reunión, Napolitano reiteró el compromiso de Estados Unidos para fortalecer la cooperación en seguridad aérea a través del Sistema Avanzado de Información sobre Pasajeros (APIS por su siglas en inglés) consistente en el almacenamiento y revisión de información sobre pasajeros, y otros programas que ayuden a compartir información entre los gobiernos, según un comunicado de prensa emitido por la secretaría de seguridad nacional.

A través de APIS, el Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza obtiene información de los pasajeros y tripulantes de todos los vuelos comerciales y privados que parten o llegan a Estados Unidos.

Los esfuerzos antinarcóticos que Estados Unidos respalda en Colombia y México han provocado un auge del crimen organizado en América Central, cuyas tasas de homicidios la ubican entre las regiones sin conflicto armado más violentas del planeta.

Diferentes donantes ofrecieron cerca de 1.000 millones de dólares en ayuda durante una conferencia celebrada el mes pasado en Guatemala, con la meta de que Estados Unidos y otros donantes coordinen mejor la ayuda internacional, destinada no solo al combate a los narcotraficantes sino al fortalecimiento institucional.