China reportó el martes un nuevo derrame petrolero en la Bahía Bohai de su costa nororiental, el tercer accidente de este tipo en dos meses.

El derrame de un kilómetro cuadrado (0,4 millas cuadradas) inició durante la madrugada y fue causado por una falla en los sistemas de controles para la plataforma central del campo petrolero Suizhong 36-1, operado por la Corporación Nacional Petrolera de las Costas de China (CNOOC, por sus siglas en inglés), de acuerdo a la Administración Oceánica Estatal china.

El organismo envió helicópteros para que analicen la situación mientras que la empresa operadora usó almohadillas absorbentes de hidrocarburos y dispersantes químicos para combatir el derrame, de acuerdo al reporte que cita información de la CNOOC.

La semana pasada, ConocoPhillips China, empresa socia de la CNOOC, informó que había limpiado el petróleo de dos derrames previos en su campo petrolero Penglai 19-3, que también se encuentra en la Bahía Bohai.

Esos derrames cubrieron una mayor zona de 840 kilómetros cuadrados (324 millas cuadradas), de acuerdo a la Administración Oceánica, y generó críticas de grupos ecologistas y medios de comunicación chinos por el posible daño ambiental y el aparente retraso en hacer una notificación pública.