El presidente Evo Morales dijo el martes que Bolivia hizo conocer su posición ante la Corte Internacional de Justicia sobre el diferendo por límites marinos entre Chile y Perú "para evitar que un futuro fallo" sobre ese contencioso afecte a su país.

"La presentación del documento no implica que (Bolivia) sea parte el proceso, es una salvaguarda", dijo el mandatario en rueda de prensa. El gobierno boliviano envió una nota a sus pares de Chile y Perú para comunicarles su decisión.

"Bolivia dejó establecida su posición mediante un documento presentado el viernes para evitar que un futuro fallo, pueda afectar el interés y los derechos de Bolivia de retornar a las costas del Pacífico con soberanía", acotó Morales.

El lunes concluyó la primera fase en el contencioso entre Chile y Perú ante la Corte de La Haya con la entrega de alegatos escritos.

Perú demandó a Chile por límites marinos en 2008. En marzo pasado, Morales suspendió negociaciones con Santiago y anunció que demandará a su vecino ante la Corte de la Haya por la falta de respuestas a la demanda de su país de una salida soberana al mar.

Bolivia reclama una solución a Chile tras perder sus costas en una guerra con ese país en 1879 en la que los bolivianos combatieron aliados con Perú, que también perdió territorios. El contencioso chileno-peruano también tiene el mismo origen.

El gobierno de La Paz no se había pronunciado sobre el diferendo chileno-peruano a la espera de lograr acuerdos con Santiago sobre la demanda marítima boliviana, hasta que en marzo Morales dijo que su país demandará a Chile si no se restablece una negociación bilateral con una propuesta concreta sobre su demanda. El gobierno chileno de Sebastián Piñera dijo que su país no tiene problemas limítrofes pendientes con Bolivia.