Un aumento en el precio del gas que exporta Bolivia y en las recaudaciones impositivas, disminuyeron la previsión de déficit fiscal que este año estaba previsto en 1.000 millones de dólares, 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB), informó el gobierno.

El déficit al finalizar 2011 estará entre 1,5% y 2,5% del PIB por "un incremento en las recaudaciones", dijo el martes el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce.

"Un buen comportamiento de los precios del gas en los primeros seis meses del año" y un aumento en las recaudaciones impositivas harán que el déficit baje, "sustancialmente", explicó el funcionario.

Desde el 1 de julio Bolivia cobra más a Brasil y Argentina por el gas natural que les vende. El precio a Argentina se elevó de 8,70 a 10,20 dólares por cada millón de BTU (unidad térmica británica) mientras que para Brasil subió de 7,20 a 8,30 dólares por la misma cantidad. "Es un precio récord", dijo la semana pasada el presidente de estatal petrolera Carlos Villegas.

En los primeros cinco meses de este año, las exportaciones del energético facturaron 1.327 millones de dólares, 30% más que en el mismo período de 2010, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

"Todavía existe para el Tesoro General de la Nación un gran hueco fiscal que en estos meses vamos a tratar de financiarlo", dijo Arce.

Desde que Morales llegó al gobierno en 2006, Bolivia registró superávit por los buenos precios de las materias primas y una política fiscal que ha merecido elogios del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este año es el primero que registraría déficit y entre las medidas de alivio está un polémico decreto que legaliza más de 100.000 automóviles usados que ingresaron de contrabando cuyos dueños deberán pagar al Estado impuestos y multas.

La medida ha sido criticada por varios sectores porque contradice la batalla contra el contrabando que dice librar el gobierno.