El primer ministro designado de Haití, Bernard Gousse, no se presentó hoy en el Senado para entregar sus documentos a la Comisión Especial que debe proponer su ratificación o no, constataron periodistas.

Fuentes parlamentarias informaron que el presidente, Michel Martelly, envió anoche una carta al presidente del Senado, Rodolphe Joazile, para pedir posponer la cita de Gousse al 14 de julio, aunque no explicaron las razones de esta solicitud de aplazamiento.

Una docena de senadores estuvieron presentes en el Senado para la ocasión, entre ellos tres miembros de la Comisión Especial.

La designación oficial, el 6 de julio pasado, del jurista y exministro de Justicia Bernard Gousse como futuro primer ministro del país, provocó una controversia en el parlamento.

Un grupo de 16 senadores, la mayoría pertenecientes a la plataforma opositora Inite (Unidad) expresaron su sorpresa y descontento con la designación de Bernard Gousse y firmaron una petición para declarar el rechazo, por adelantado, del postulante.

Según el líder de este grupo de senadores y coordinador de Inite, Joseph Lambert, la designación de Gousse es "inaceptable", porque durante su etapa como ministro de Justicia (2004-2006) hubo varias violaciones de derechos humanos.

Por contra, un grupo de senadores minoritarios acogieron con satisfacción la designación de Bernard Gousse y se comprometieron a dar un voto favorable.

Estos senadores, entre ellos Andris Riche, de la plataforma Alternativa, subrayan que se necesita con urgencia un gobierno que pueda hacer frente a la situación de emergencia que atraviesa el país.