La selección brasileña en la Copa América sufrió la baja del volante de contención Sandro debido a una lesión en una rodilla.

El médico de la selección, Rodrigo Lasmar, anunció el martes que Sandro abandonó la práctica del lunes quejándose de dolor y los exámenes revelaron que necesitará una operación para reparar el menisco izquierdo.

El jugador del Tottenham también se había quejado de dolores musculares en ambas piernas. Se espera que esté inactivo durante un mes después de la operación.

Sandro dijo estar "muy triste" por abandonar el plantel "en un momento tan importante" de su carrera.

El anuncio se produjo un día antes que Brasil enfrente a Ecuador por su último partido del Grupo B. La Verdeamarela necesita un triunfo o un empate para asegurar su boleto a la siguiente ronda.