Si miran bien, los jugadores venezolanos tal vez divisen en las tribunas a los de Costa Rica haciendo fuerza por ellos cuando enfrenten el miércoles a Paraguay en la Copa América.

Una victoria venezolana abriría las puertas a la clasificación "tica" a los cuartos de final.

La selección centroamericana, que llegó como invitada a último momento a la Copa América, quedó en un compás de espera después de que cayó 3-0 ante Argentina el lunes en el cierre del Grupo A. La Albiceleste se clasificó con esa victoria como segundo de la llave con cinco puntos, detrás de Colombia (7).

Los ticos terminaron con tres unidades, producto de su victoria ante Bolivia, y tienen que esperar el desenlace del Grupo C el miércoles para saber si avanzan como uno de los dos mejores terceros.

Costa Rica se clasificará solo si Paraguay pierde con Venezuela.

"Ojalá nos alcance (los tres puntos)", dijo el volante José Cubero.

"Pese a la derrota, creo que se hizo un buen primer tiempo y se puede hacer algo importante en la siguiente ronda", agregó.

El técnico de los ticos, el argentino Ricardo La Volpe, atribuyó el revés a que sus jugadores no pudieron tener la pelota y a la noche iluminada de Lionel Messi.

No obstante, señaló que "estamos conformes más allá de este partido, porque creemos que vamos bien".

"Es un proceso y estamos en el camino adecuado", agregó.

Con la calculadora en mano, Costa Rica cruza los dedos principalmente para que Venezuela, ya clasificada con cuatro puntos, siga dando sorpresas y le gane el miércoles a Paraguay (2) en el cierre del Grupo B, en que también se miden Brasil (2) contra Ecuador (1).

Mientras se aclara su panorama, los ticos permanecerán tentativamente hasta el miércoles por la noche en Córdoba, informó a la AP la oficina de prensa de la Federación Costarricense de Fútbol.

Costa Rica, por mandato de la CONCACAF, participa con su selección Sub22, una medida que ha cuestionado reiteradamente La Volpe en el torneo.