El gobierno del presidente Barack Obama presentó el martes un convenio con defensores de la vida silvestre, según el cual el Departamento del Interior deberá contemplar más medidas de protección para cientos de animales y plantas en peligro.

Abogados del gobierno y del Centro para la Diversidad Biológica presentaron el acuerdo ante la Corte Federal de Distrito en Washington DC.

Si el juez el aprueba el convenio, este fijaría 2018 como fecha límite para que el gobierno decida si es necesario que se conceda la protección mediante la Ley de Especies en Peligro a fauna tan diversas como el glotón, la morsa del Pacífico y la mariposa azul de Miami.

Un acuerdo similar concertado en mayo con el grupo WildEarth Guardians excluyó al glotón y la morsa.

Poco después de la aprobación en 1973 de la Ley de Especies en Peligro, se había propuesto que se concediera protección también a algunas plantas y animales que ahora figuran en el acuerdo. Sin embargo, estas especies se quedaron durante décadas en una lista de candidatas a las que el gobierno no podía ayudar oficialmente.

El acuerdo abarca 258 de esas especies propuestas y otras 499 plantas y animales a favor de las cuales el Centro para la Diversidad Biológica había presentado ante la corte solicitudes para que se les concediera mayor protección, dijo el director ejecutivo del grupo Kieran Suckling.

"Estamos solucionando las últimas apuestas de vida y muerte con este convenio", expresó Suckling. "Si estas 757 especies habrían tenido que esperar más tiempo, muchas también se extinguirían".

Se revisará el número de especies incluidas en el proceso de petición para determinar si se justifica su protección. Este es el primer paso en la inscripción de una planta o un animal como una especie amenazada o en peligro inmediato de extinción.

Las autoridades del gobierno dijeron que el retraso se agravó con demandas que distrajeron al Servicio de Pesca y Fauna de las labores de revisión científica y restauración.