Unos 600 militares de varios países de América iniciaron hoy en Chile el ejercicio multinacional de operaciones de paz "Huemul", en el que abordarán respuestas y procedimientos ante una situación de crisis, informaron hoy fuentes del Ejercito chileno.

El ejercicio multinacional, en el que intervienen fuerzas de países miembros de la Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA), simula una situación de crisis para que los miembros de las instituciones participantes pongan en práctica la reglamentación, manuales y otros procedimientos.

La iniciativa, en la que participan militares de Brasil, Canadá, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, México, Uruguay y Chile, considera el desarrollo de múltiples entrenamientos para las operaciones de mantenimiento de la paz y de ayuda en caso de desastres, así como para promover la investigación en ciencia, tecnología y medio ambiente.

Durante el inicio del ejercicio, que tuvo lugar en el campo militar de Peldehue, en Santiago de Chile, el general de Brigada Mario Messen, a cargo de la organización, se refirió a la razón de este ejercicio como "la regionalización de capacidades de respuesta ante una situación de crisis".

El ejercicio recrea diversas situaciones internacionales, ante las que los militares deben planificar, conducir y ejecutar distintas tareas orientadas a "promover un ambiente de seguridad hemisférica", explicó Messen.

Los países participantes operarán coordinadamente hasta el próximo 15 de julio, con fuerzas desplegadas, de acuerdo con un plan que tiene como objetivo validar la normativa CEA, definida por los países que adscriben a dicha conferencia.