Un seísmo de magnitud 5,9 grados sacudió hoy a baja profundidad las islas neozelandesas Kermadec, al noroeste del país, sin que las autoridades hayan informado de víctimas o emitido alerta de tsunami.

El terremoto ocurrió a las 07.15 GMT y tuvo el epicentro a 9,7 kilómetros de profundidad y a 134 kilómetros al este de la isla de Raoul, la mayor del archipiélago, informó el servicio geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en el mundo.

El pasado 7 de julio, un temblor de 7,8 grados, seguido de varias réplicas, provocó un tsunami moderado con olas de casi dos metros que alcanzaron Raoul, situada a unos 1.100 kilómetros al noreste de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda registra cada año unos 14.000 temblores, de los que un 20 por ciento alcanza o supera los 5 grados.

Cerca de 170 personas murieron en el de 6,3 que sacudió el 22 de febrero de 2011 la ciudad de Christchurch, la principal de la Isla Sur de Nueva Zelanda.