El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn (DSK) está encantado de saber que algunos medios especulan con su posible candidatura para las presidenciales francesas pero el político y economista dijo a su amigos que no luchará por el Elíseo, según el portal estadounidense Mediaite.

"Strauss-Kahn dijo a sus amistades que las especulaciones en los medios sobre su posible candidatura son absurdas", aseguró hoy el portal neoyorquino, que cita fuentes cercanas al político y economista francés, acusado por abusos sexuales e intento de violación por la camarera de un hotel de lujo de Manhattan (EE.UU.).

Según Mediaite, DSK, como es conocido por la prensa el exdirigente del FMI, está "encantado" de saber que "a pesar de los últimos titulares" los medios de comunicación le han vuelto a considerar un candidato "viable" para las presidenciales francesas del próximo año.

"Pero él sabe que en el mundo real ése no es el caso", añadieron las mismas fuentes, que insistieron en que retomar en estos momentos sus aspiraciones presidenciales está "descartado".

Los rumores sobre una vuelta a la política de Strauss-Kahn en Francia comenzaron de nuevo después de que el juez de Nueva York que lleva su caso, Michael Obus, pusiera fin el pasado 1 de julio a su arresto domiciliario y le devolviera la fianza, después de que la Fiscalía pusiera en duda la credibilidad de la demandante.

Las especulaciones se dispararon este fin de semana tras conocerse que su amigo Stephane Fouks, el director de la agencia de comunicación Euro RSCG, viajó hasta Nueva York para visitar al exdirector gerente del FMI y ofrecerle asesoría.

Mientras, la Fiscalía de Manhattan continúa adelante con la investigación y no ha retirado los siete cargos que pesan contra DSK, cuya próxima comparecencia en el juzgado está prevista para el 18 de julio, a pesar de las dudas en torno a la credibilidad de la camarera del hotel Sofitel, una inmigrante guineana de 32 años.

Precisamente este fin de semana varios legisladores y líderes locales salieron en defensa de la demandante e hicieron un llamamiento al fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, para que no retire los cargos contra el político francés y continúe investigando lo ocurrido el pasado 14 de mayo en la habitación del hotel.

"Los rumores sobre su pasado que nada tienen que ver con este caso, incluso si fueran verdad, no deberían impedir que su caso sea escuchado", afirmó el senador afroamericano.

"Desestimar el caso desalentaría a las víctimas de dar un paso al frente por temor a que pudieran terminar acabando siendo llevadas a los tribunales", añadió Perkins, acompañado por una coalición de organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y líderes comunitarios.