La policía de Turquía arrestó el lunes al presidente del equipo Trabzonspor y a un ex funcionario de la Federación Turca de Fútbol para ser interrogados como parte de la investigación sobre arreglo de partidos de la liga de ese país.

El presidente del Trabzonspor, Sadri Sener, fue detenido un día después de que la corte acusara formalmente y encarcelara a Aziz Yildirim, presidente del equipo Fenerbahce, quien espera juicio. El Fenerbahce ganó el campeonato de la liga turca este año al vencer al Trabzonspor.

La policía también arrestó al ex funcionario de la federación turca Levent Kizil.

Las detenciones suceden mientras la federación considera que, en caso de que se demuestren los casos de arreglos de partidos, las medidas punitivas deberán tomar en contra del Fenerbahce. Las autoridades deberán tomar una decisión para el viernes, fecha límite para entregar a la Unión de Federaciones de Fútbol Europeas (UEFA) la lista de equipos que participarán en competencias europeas. Entre las posibles sanciones se encuentran el retiro del título al equipo y su descenso directo a la segunda división turca.