El Gobierno de Paraguay busca llegar a un punto medio con Argentina en las negociaciones para poder exportar electricidad a Uruguay, pasando por territorio argentino, dijo hoy el director de Hidrocarburos del Viceministerio de Minas y Energía, Emilio Buogermini.

"Argentina ha planteado una serie de aspectos que estamos estudiando y la idea es llegar a un punto intermedio, un punto de negociación que sea satisfactorio para nosotros", señaló Buogermini a los periodistas sin entrar en mayores detalles.

El funcionario dejó entrever, sin embargo, que los planteamientos de Argentina se refieren al peaje y otras compensaciones por el tránsito de energía destinada a Uruguay.

Uruguay espera recibir 200 megavatios de electricidad de la represa paraguaya de Acaray en la primera operación de este tipo entre países no limítrofes de Suramérica, pero la operación pende de un permiso de las autoridades argentinas.

Paraguay controla con Argentina la hidroeléctrica de Yacyretá y con Brasil la de Itaipú, ambas sobre el fronterizo río Paraná, y la exportación a Uruguay debe realizarse a través de las redes de la primera represa.

Fuentes vinculadas al sector energético local han admitido que las negociaciones con Argentina, que están sufriendo retrasos, también guardan relación con dudas sobre el origen de la energía paraguaya, ya que, al parecer, no hay forma de probar que ésta provendrá de una generadora propia.

Los tratados de construcción de Yacyretá e Itaipú impiden la cesión de energía de una de las partes a un tercer país.