La canciller alemana, Angela Merkel, puso hoy a Islandia como "buen ejemplo" de un país que a través de reformas económicas y programas de ajuste ha logrado recuperarse rápidamente de una fuerte crisis financiera.

En la rueda de prensa que siguió a su encuentro en Cancillería con la primera ministra islandesa, Jóhanna Sigurdardóttir, la jefa del Gobierno alemán agregó que tenía "en muy alta estima" la forma en que Islandia había salido de las dificultades que la llevaron a solicitar en 2008 la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Asimismo, calificó de "amistosas" y "buenas" las relaciones bilaterales entre Alemania e Islandia y mostró su "alegría" por los últimos avances en el proceso de adhesión del país nórdico a la Unión Europea (UE).

Por su parte, Sigurdardóttir tildó de "histórico" lo ocurrido el pasado 27 de junio, cuando representantes islandeses y europeos se reunieron en Bruselas para abrir formalmente las negociaciones para la entrada del país en la UE.

En el primer día de conversaciones concretas para la adhesión islandesa se acordaron dos capítulos de la negociación.

Los asuntos más espinosos continúan siendo el apartado de la pesca, en donde se deben discutir las cuotas de capturas, y algunos puntos sobre agricultura.

La primera ministra islandesa reconoció que "no hay consenso" en su país para el ingreso en la UE, pero agregó que los "apoyos" están creciendo.

Islandia solicitó formalmente su ingreso en la UE en julio de 2009 y podría convertirse en el socio número 29 del bloque tras Croacia, que espera ingresar a mediados de 2013.

Si no hay cambios inesperados, Islandia recibirá en agosto el último tramo del paquete de ayuda del FMI, dotado con 2.100 millones de dólares.