La atleta española Marta Domínguez, cuya imputación por dopaje en relación con la Operación Galgo fue sobreseída en abril pasado, ha sido exculpada también de suministro, sin receta médica, de un fármaco a una persona de su entorno, según el auto dictado por la juez que lleva el caso, Mercedes Pérez Barrios.

La atleta palentina queda por tanto, libre de todo cargo por dopaje y por suministrar sin receta un fármaco a su compañero de entrenamientos Eduardo Polo, que le ayudaba en labores de "liebre" durante las sesiones de trabajo de la campeona mundial de 3.000 metros obstáculos.

Fuentes cercanas al caso confirmaron a EFE el nuevo auto de la juez, que exime de culpa a Marta Domínguez. Ahora, la atleta sólo tiene pendiente el cargo de infracción fiscal, aunque es probable que a finales de este mes también sea retirado.

"El tema fiscal está regularizado hace mucho tiempo. Por eso estamos esperando que a finales de este mes la juez confirme que todo está en orden y todo quede resuelto", explicaron a EFE las mismas fuentes.

Marta Domínguez, considerada la mejor atleta española de todos los tiempos, actual campeona mundial de 3.000 metros obstáculos, dos veces campeona de Europa de 5.000 y otras tantas subcampeona mundial en esta distancia, se encuentra en la actualidad apartada del atletismo tras dar a luz en mayo pasado a su primer hijo, Javier, pero espera regresar a tiempo para participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.