Las viviendas vendidas en España el pasado mes de mayo fueron 30.797, lo que supone un descenso del 18,3 % frente al mismo mes de 2010, aunque respecto a abril se recuperaron un 27,7 %.

En abril de este año, la compraventa de viviendas cayó un 29,7 % interanual hasta registrar, con 24.100 operaciones, la menor cifra del registro histórico del Instituto Nacional de Estadística (INE), que comenzó en 2007.

El descenso de mayo continuó con la tendencia de bajadas iniciada en marzo, después de que en los dos primeros meses del año aún se reflejara en el registro de la propiedad el incremento de ventas en los últimos meses de 2010 previa a la desaparición de gran parte de las deducciones fiscales por la compra de vivienda.

No obstante, el incremento de mayo respecto a abril invirtió ligeramente la tendencia de fuertes caídas.

La cifra de ventas de viviendas en España es considerado un dato económico de relevancia debido al gran número de edificios residenciales construidos en la última década pendientes de venta y muchos de ellos propiedad de bancos.

Tras haber sido el motor que tiró de la economía española, el sector inmobiliario sufrió un estrepitoso derrumbe que ha causado una gran destrucción de empleo y su ajuste es, según el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, una de las causas de que la economía española no crezca a un ritmo mayor.