La prima de riesgo de España superaba hoy, algo más de una hora después de la apertura del mercado de deuda, los 300 puntos básicos, algo que no había ocurrido jamás desde la introducción de la moneda única europea.

El riesgo país de España, que se mide con el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, considerado el más seguro de Europa, alcanzaba su máximo desde la introducción del euro.

Lo hacía debido al repunte de la rentabilidad del bono hispano, que se situaba en el 5,842 por ciento, en tanto que el germano reducía su rendimiento hasta el 2,779 por ciento.

El bono español a diez años no superaba el 5,8 por ciento desde comienzos del año 2000.

Las dudas sobre el sistema financiero italiano y su delicada situación política afectaban a las bolsas europeas y, en particular, a las primas de riesgo, que en el caso de la italiana superaba los 267 puntos básicos.