El barco "se inclinó hacia el costado derecho y volcó, eso fue todo: no hubo ni pánico", dijo Nikolai Chernov, uno de los supervivientes del naufragio del "Bulgaria" ocurrido este domingo en el río Volga.

En un vídeo difundido hoy por la versión digital del periódico "Komsomólkaya Pravda", Chernov, quien perdió en el naufragio a su esposa, Svetlana, y a Kiril, su nieto de cinco años, explica que todo fue muy rápido y que el pasaje del "Bulgaria" no llegó a ser avisado de que el barco se hundía.

"Murieron mucho niños", narra con la voz entrecortada el hombre, quien recuerda que poco antes de que el "Bulgaria" se fuera a pique los niños que iban a bordo habían sido reunidos en la sala de juegos, que se hallaba en la cubierta superior del barco.

El superviviente dice que las personas que se encontraban en la cubierta superior no tuvieron prácticamente ninguna posibilidad de salvarse.

En el momento del naufragio, agrega, "había tormenta, llovía" y "el barco era muy viejo, malo".

Chernov indica que él y otros supervivientes pasaron más de dos horas en las aguas del Volga, hasta que fueron rescatados por el barco "Arabella".

Agrega que dos barcos pasaron junto a los náufragos sin prestarles socorro.

Para las 12.00 hora de Moscú (08.00 GMT), el parte oficial señalaba trece víctimas mortales confirmadas, aunque los buzos hallaron unos 110 cadáveres, 30 de ellos de niños, en el interior del "Bulgaria", según la oficina de prensa del Servicio de Rescate de la república rusa de Udmurtia.

El presidente de Tatarstán, Rustán Minnijánov, declaró que es prematuro hablar de las causas del naufragio, pero aseguró que se adoptarán medidas contra quienes resultan responsables de la tragedia.

"Prometo que tomaremos medidas contra los propietarios del barco y contra aquellos que autorizaron la travesía", dijo Minnijánov, citado por Interfax, un grupo de familiares de las personas que viajaban en el "Bulgaria".

El presidente tártaro, que suspendió ayer sus vacaciones para dirigir las labores de rescate, indicó que "hay información de que una de las máquinas de barco no estaba en funcionamiento".

"¿Por qué al barco se le permitió salir del puerto en ese estado? Todo esto se aclarará y se tomarán las medidas del caso", dijo Minnijánov, quien subrayó que la investigación se extenderá a otras dos embarcaciones que pasaron junto al "Bulgaria" cuando éste zozobraba.

Expresó su estupefacción por el hecho de que el "Bulgaria", un barco de doble cubierta fabricado en Checoslovaquia en 1955, se fuera a pique en "tan poco tiempo".

Las autoridades locales informaron de que 50 pasajeros, 23 tripulantes y otras seis personas que no figuraban en la lista de pasajeros fueron rescatados con vida.

Según los últimos datos, a bordo del "Bulgaria" se hallaba un total de 196 personas, 15 de las cuales no figuraban en la lista de pasajeros ni en la de tripulantes.

El naufragio se produjo a las 13.58 hora local (09.59 GMT) del domingo, junto a la localidad de Siukéyev, cuando el barco realizaba una travesía entre Bolgar y Kazán, en la república rusa de Tatarstán.

De acuerdo con el Ministerio de Emergencia, en la zona donde se hundió el barco la profundidad del gran río ruso supera los veinte metros.