Una enorme explosión — posiblemente provocada por un incendio de matorrales que pudo haber encendido contenedores con pólvora — destruyó el lunes una base naval de la Guardia Nacional de Chipre, generando graves daños, señaló el Mnisterio de Defensa. Se teme que haya por lo menos 10 muertos.

Aliki Stylianou, funcionario del ministerio de defensa, no pudo confirmar de inmediato la causa de la explosión, ocurrida en la Base Nval Evangelos Florakis, en la isla situada en el Mar Mediterráneo aproximadamente a las 6:00 de la mañana (0300GMT). La radio estatal indicó que entre los muertos había dos navegantes de la Marina de Chipre, dos soldados y cinco bomberos.

La televisión estatal CyBC informó que 59 personas resultaron heridas, entre ellas dos de gravedad pero sin riesgo de muerte. Asimismo dijo que hubo fuertes daños a las viviendas adyacentes a la base naval.

Imágenes trasmitidas por la cadena CyBC mostraban autos dañados y detenidos a lo largo de un tramo de carretera cercana a la base naval. Una persona que estaba en uno de los autos cerca de la base al momento de la explosión dijo a la CyBC que se sintió como "si alguien hubiera lanzado una bomba sobre el auto".

Un funcionario ministerial, que habló bajo condición de permanecer anónimo porque la investigación todavíano concluye, señaló que todo parecía indicar que fue causada por un incendio de matorrales que comenzó cerca y se esparció hacia la base.

El fuego encendió un cargamento de pólvora almacenado en contenedores que las autoridades chipriotas confiscaron en febrero del 2009 de un barco de carga que estaba frente a su costa.

El barco, de bandera chripiota y de nombre Monchegorsk, estaba bajo sospecha de llevar armas y pólvora desde Irán a la franja de Gaza.

La onda expansiva de la explosión dañò gravementela principal estación eléctrica lo que llevó a una serie cortes en el suministro eléctrico en varias áreas, entre ellos el poblado sureño de Larnaca.

Las autoridades pidieron al público que reduzcan su consumo eléctrico al mínimo, el cual se había incrementado por una ola de calor que duró tres días y que llevò a que la temperatura de la región llegara a los 40 grados Celsius (104 grados Farenheit).

Las autoridades aeroportuarias de Paphos y Larnaca redujeron su consumo eléctrico al mínimo y encendieron sus propios generadores de electricidad.

Un funcionario de la Autoridad Eléctrica de Chipre, Yiannis Tsouloftas, afirmó que la estación eléctrica — el generador principal de electricidad en la isla — sufrió graves daños como resultado de la onda expansiva de la explosión y permanecerá desactivada por lo menos el resto del lunes.

Tsouloftas agregó que otras plantas eléctricas más pequeñas intentarán cubrir la demanda eléctrica pero las autoridades pidieron al público que redujeran su consumo al mínimo posible.

"Hay varias partes en la isla sin suministro eléctrico", dijo Costas Gavrilidis, un vocero de la empresa eléctrica AHK a la cadena estatal de televisión CyBC.

En tanto, la radio estatal citó al Jefe de la Guardia Nacional, Petros Tsalikides, quien estaba en la base naval y quien afirmó que la explosión provocó "una gran catástrofe".

El portavoz policial, Michalis Katsounotos, dijo que un incendio en una estación de energía había sido controlado.

El vocero de la policía Michalis Katsounotos indicó que fue controlado un incendio en la cercana estación eléctrica de Vasiliko.