El jefe del Gobierno egipcio, Esam Sharaf, anunció hoy que dentro de una semana acometerá una remodelación de su Ejecutivo, en respuesta a las demandas de los manifestantes de la plaza Tahrir, para "preservar la revolución" del 25 de enero, que acabó con el régimen de Hosni Mubarak.

En un discurso a la nación televisado, Sharaf respondió a varias de las reclamaciones que han vuelto a sacar a la calle a miles de egipcios desde el pasado viernes, aunque no ofreció detalles sobre cuáles serán los ministerios afectados por la remodelación.

Los manifestantes, cientos de los cuales permanecen acampados en Tahir y otras ciudades egipcias, han pedido con especial insistencia la renuncia del viceprimer ministro, Yehia el Gamal, y del actual ministro del Interior, Mansur el Esawi.

Asimismo, Sharaf prometió cambiar a los gobernadores del país antes del final de este mes, y aseguró que ha encargado al Ministerio del Interior apartar en un plazo máximo de 15 días a los policías implicados en crímenes contra los manifestantes en los 18 días de la revolución, que provocó la renuncia de Mubarak el 11 de febrero.

De la misma forma, pidió a Interior que "recupere rápidamente la seguridad y la estabilidad en las calles" y recordó que los dirigentes policiales y los agentes "cuentan con nuestro apoyo y confianza total".

En otro de los siete puntos del discurso, Sharaf reclamó al Consejo Superior de la Magistratura que haga públicos los juicios de los implicados en la muerte de manifestantes y que estos procesos se aceleren "para tranquilizar al pueblo y a las familias de los mártires".

Sharaf reconoció que el país vive un "momento histórico" que necesita "mayor comunicación" entre los gobernantes y el pueblo para conseguir las demandas de la gente y preservar la revolución, y por ello pidió a los egipcios que den otra oportunidad al Gobierno.

El primer ministro también prometió la reforma de las instituciones estatales periodísticas y de información, antes de culminar anunciando que "en la próxima etapa tomaremos resoluciones que cumplan con todas las demandas del pueblo y los objetivos de la revolución".