El entrenador del popular River Plate, Matías Almeyda, aseguró hoy que apuesta a formar un equipo "rápido, fuerte y combativo, pero que también juegue al fútbol" durante el campeonato de la Segunda División argentina, a la que descendió el club en junio pasado.

"Últimamente River jugaba poco al fútbol", admitió el exjugador Almeyda durante una rueda de prensa, luego de encabezar el primer entrenamiento del conjunto tras el descenso que llevará al club a disputar por primera vez en su historia un campeonato del Nacional B.

El técnico, capitán del combinado con el que River descendió, dijo que valorará además "la vida personal" y la "disciplina" de los jugadores, anticipó que el equipo estará seguramente formado por "un 4-4-2" y afirmó además que analiza "mucho" a los rivales.

"Para mí River es un grande. Trataré de transmitir el sentimiento que tenía con la pelota como jugador al equipo. River tiene que volver a jugar el fútbol como todos queremos", enfatizó el técnico, quien indicó que el equipo realizará la pretemporada en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

Señaló además que aún busca a dos jugadores para sumar al conjunto luego de la ida del centrocampista Erik Lamela y el delantero Diego Buonanotte, y afirmó que el club cuenta con "grandes" futbolistas que "tienen que trabajar para sacar todo lo que tienen".

"Hablé con los jugadores y nadie tiene un puesto asegurado, va a jugar quien mejor entrene y rinda. Lo que pasó nos tiene que servir de experiencia, pero hay que empezar a mirar para delante. Ya no se puede cambiar nada de lo que pasó. Hay que pensar en el futuro", subrayó el entrenador en el estadio 'Monumental'.

Dijo también tener "una buena relación" con el presidente del River, Daniel Passarella, y consideró que el extécnico del equipo Juan José López, quien renunció tras el descenso, "dejó todo en el club", pero "las cosas no salieron bien".

"Se arrastraban cosas de hace mucho tiempo y el final fue injusto para un grupo que dejó todo con un compromiso muy grande. (...) No se gana ni con la historia ni con los nombres, el mejor ejemplo es que descendimos", reconoció.

Hasta el momento, el club porteño fichó a los delanteros Fernando Cavanaghi y Alejandro Domínguez, y al defensa Agustín Alayes para disputar el próximo torneo de la Segunda División.

River Plate, uno de los clubes más populares de Argentina, descendió de categoría el pasado 26 de junio tras perder la Promoción contra el Belgrano de Córdoba, lo que desató serios incidentes violentos en los alrededores del estadio con numerosos heridos y detenidos como saldo.