El cuerpo del cantautor argentino Facundo Cabral llegó el martes a su país natal, Argentina, en un avión prestado por la Fuerza Aérea Mexicana, donde fue recibido por el canciller y la familia del artista, quien murió el sábado durante un ataque a disparos en la capital guatemalteca.

El ataúd, protegido con cartón, fue subido a una camioneta tipo van de una casa funeraria, mientras en la pista de aterrizaje estaban sus familiares con el canciller argentino, Héctor Timerman.

El pueblo argentino honrará al cantante en un teatro de Buenos Aires. Los restos serán inhumados en La Chacarita, en Buenos Aires, un cementerio donde descansan los restos de Carlos Gardel y muchas otras figuras históricas argentinas.

El lunes, el presidente guatemalteco Alvaro Colom atribuyó a la delincuencia organizada el atentado en el que fue asesinado el cantautor. No mencionó a ningún grupo en específico.

El atentado ocurrió el sábado, cuando el empresario nicaragüense Henry Aquiles Fariñas llevaba a Cabral en un vehículo hacia el aeropuerto de Ciudad de Guatemala. El cantautor murió luego de recibir tres impactos de bala.

Fariñas se encuentra hospitalizado y debido a su estado de salud delicado no ha podido declarar ante las autoridades.