El atentado en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral fue perpetrado por el crimen organizado, afirmó el lunes el presidente guatemalteco Alvaro Colom.

El mandatario guatemalteco dijo a la estación radial mexicana MVS Radio que hasta ahora la evidencia técnica es que el ataque estaba dirigido hacia el empresario nicaragüense Henry Aquiles Fariñas, de quien no tiene hasta ahora indicios de posibles nexos con el narcotráfico como han señalado versiones periodísticas.

"Es evidente que el atentado es un atentado que viene del crimen organizado y se está en la línea de investigación", dijo Colom, aunque no mencionó a ningún grupo en específico.

El diario mexicano Reforma publicó el domingo que informes de la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) señalan a Fariñas como un supuesto lavador de dinero al servicio del Cartel de Sinaloa.

Interrogado sobre la versión, el presidente de Guatemala aseguró que hasta ahora "no hemos recibido ninguna indicación de esas... vamos a platicar con la DEA al respecto, pero no tenemos ningún indicio de eso".

Un funcionario de la procuración de justicia estadounidense dijo a la AP que en principio no tienen reportes para asegurar o negar posibles vínculos del empresario con el crimen organizado.

"La revisión inicial de los reportes no indican una u otra cosa. Nuestra gente está haciendo un seguimiento", señaló.

Ni Fariñas ni su cadena de clubes nocturnos figuran en una lista de la oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro estadounidense, en la cual aparecen personas o empresas presuntamente asociadas con carteles de las drogas.

El atentado ocurrió el sábado, cuando Fariñas llevaba en un vehículo a Cabral hacia el aeropuerto de la capital guatemalteca. El cantautor argentino murió luego de recibir tres impactos de bala.

"Toda la evidencia y todos los analistas técnicos y científicos indican que definitivamente iba dirigido hacia el señor Fariñas. No hay ninguna indicación de que fuera dirigido a Facundo", dijo el mandatario.

Comentó que la investigación está encabezada por la fiscalía general guatemalteca y recibirán el apoyo técnico de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), una oficina auspiciada por Naciones Unidas para combatir las mafias que operan en el país.

Fariñas se encuentra hospitalizado y debido a que su estado de salud se reporta delicado aún no ha podido declarar ante las autoridades.

"El ministerio público y los grupos de investigación están esperando para poderlo entrevistar y poder tener más luces de los posibles orígenes de este atentado", dijo Colom.

Añadió que Fariñas es un empresario con negocios de clubes nocturnos en Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Panamá y que había contratado a Cabral para que diera una presentación posterior en Nicaragua.

Refirió que si no hay ningún cambio los restos de Cabral serán trasladados el martes hacia Argentina.