Un terremoto de 5,4 grados de magnitud sacudió hoy a baja profundidad las islas neozelandesas Kermadec, al noroeste del país, sin que las autoridades hayan emitido alerta de tsunami por el momento.

El seísmo ocurrió a 6 kilómetros de profundidad y su epicentro se situó a 315 kilómetros al sur de la isla de Raoul, la mayor del archipiélago, informó el servicio geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en el mundo.

El pasado 7 de julio, un temblor de 7,8 grados, seguido de varias réplicas, provocó un tsunami con olas de casi dos metros que alcanzaron la isla de Raoul, situada a unos 1.100 kilómetros al noreste de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Cerca de 170 personas murieron en el seísmo de magnitud 6,3 que sacudió el pasado 22 de febrero la ciudad de Christchurch, la principal de la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda registra cada año unos 14.000 temblores, de los que un 20 por ciento alcanza o supera los 5 grados.