Nueve cadáveres fueron recuperados el lunes de las aguas del Río Volga después del naufragio de un crucero que llevaba exceso de pasajeros, pero otras 90 personas que iban a bordo de la nave aún no han sido halladas.

Se desconoce con exactituc cuántas personas iban a bordo del crucero Bulgaria de dos pisos cuando zarpó el domingo, pero era seguro que llevaba más del máximo permitido de pasajeros. Se informó inicialmente que el crucero llevaba a bordo 185 personas, 148 pasajeros que paseaban el domingo por el famoso río de Rusia, cuando la nave se hundió. El crucero sólo tenía capacidad para 120 personas.

Tampoco se han logrado determinar las causas del accidente. Igor Panishin, del Ministerio de Emergencias de la región afirmó en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias estatal RIA Novosti que los sobrevivientes informaron que la nave se inclinaba al momento que daba la vuelta y una ola azotó y arrojó a las aguas a todas las personas que viajaban a bordo de la cubierta y se hundió en un lapso de ocho minutos, agregó el funcionario.

El transbordador se hundió a unos tres kilómetros (casi dos millas) de la costa en aguas con unos 20 metros (65 pies) de profundidad, dijeron las autoridades.

Una vocera del ministerio, Yelena Smirnikh, dijo el lunes que nueve cadáveres fueron hallados y 80 otras personas fueron rescatadas de las aguas. Una lista del ministerio de los pasajeros rescatados destaca que todos eran rusos. Se desconoce si había extranjeros a bordo.

No se ha precisado la causa del naufragio.

Los barcos cruceros en los ríos como el Bulgaria son muy populares entre los rusos cuando van de vacaciones, pues se organizan cruceros que pueden durar desde un par de días a dos o tres semanas.

Se cree que muchos niños viajaban a bordo del Bulgaria y una agencia de noticias local que citó a los sobrevivientes indicó que unos 50 menores estaban reunidos en la sala de entretenimiento de la embarcación poco antes de que ésta se fuera a pique la tarde del domingo.