El diputado y exfutbolista Romario de Souza Faría fue sancionado por la policía de tránsito de Río de Janeiro por haberse negado a someterse al alcoholímetro durante la madrugada de hoy, cuando su automóvil fue detenido en un control.

Las autoridades viales de la ciudad dijeron a medios locales que el automóvil que dirigía Romario fue detenido y los agentes pidieron al diputado que se sometiera a la prueba, a lo cual se negó.

Ante eso, le fue retenido su permiso de conducir, que recuperará dentro de cinco días, y además fue multado con 957,70 reales (unos 610 dólares).

Las autoridades admitieron que Romario no presentaba señales de embriaguez y la prensa recordó que el exfutbolista es prácticamente abstemio.

El automóvil tenía toda su documentación en regla y no fue retenido por las autoridades, aunque no se le permitió a Romario seguir al volante, por lo que fue conducido por un amigo que le acompañaba. EFE