Los restos del cantautor argentino Facundo Cabral, asesinado el sábado en Guatemala, yacen hoy en una funeraria privada de la capital guatemalteca a la espera de ser repatriados el martes a su país, mientras crece la indignación por su muerte y las presiones al Gobierno por esclarecer el crimen.

Bajo la coordinación de la embajada de la Argentina en este país, el cuerpo del trovador fue embalsamado y ubicado en una sala privada de Funerales Reforma, sin que los centenares de admiradores suyos que han llegado al lugar desde la tarde del sábado hasta esta madruga puedan darle el último adiós.

"Tenemos instrucciones de no dejar pasar a ninguna persona", dijo a Efe un empleado del velatorio.

Fuentes de la legación argentina indicaron que "la familia pidió que todo fuera muy privado" y por eso no accedió a las suplicas de los cientos de guatemaltecos que indignados y avergonzados han querido acompañar al cantante.

Según la embajada argentina, los restos de Cabral, de 74 años, serán repatriados el próximo martes, mientras en Argentina se preparan los preparativos para sus exequias.

El asesinato del trovador y poeta la mañana del sábado, a manos de un grupo de sicarios fuertemente armados, ha supuesto un duro revés para la imagen de este país centroamericano debido a que acrecienta su mala reputación como una de las naciones más violentas del mundo.

El presidente guatemalteco, Álvaro Colom, aseguró que su Gobierno trabaja a marchas forzadas para esclarecer el asesinato, y su ministro del Interior, Carlos Menocal, pidió "no especular" respecto a los posibles móviles.

"No se dará más detalles (de la investigación) hasta que tengamos elementos concretos", adelantó el sábado Menocal.

Las primeras líneas de investigación apuntan a que el ataque no iba dirigido en contra de Cabral, sino contra el empresario Henry Fariña quien conducía el vehículo en el que el cantante se diría hacia el aeropuerto.

Fariña, herido de gravedad en el ataque, es un nicaragüense radicado en Guatemala desde hace varios años, quien según investigadores guatemaltecos, era propietario de varios centros nocturnos en Centroamérica.

Diversas organizaciones sociales y artísticas de Guatemala han anunciado para este domingo manifestaciones pacíficas y actos en tributo a Facundo Cabral en diferentes puntos de la capital.

Unos para exigir justicia por este crimen y presionar al Gobierno para dar resultados inmediatos de las investigaciones, y otros para pedir por el fin de la violencia en este país centroamericano de 14,4 millones de habitantes, que cada día se cobra la vida de 17 personas en promedio. EFE