Los bancos estatales cubanos han otorgado préstamos a cerca de 13.000 agricultores en el marco de la nueva política económica impulsada por el presidente Raúl Castro.

"En este preciso momento tienen créditos más de 13.000", agricultores que recibieron tierras en usufructo y trabajan como productores privados, informó Ileana Estévez, presidente del Banco de Crédito y Comercio (Bandec)

Estévez no dio una cifra del total de dinero prestado, solo indicó "estamos hablando de montos millonarios", en una entrevista al diario Juventud Rebelde publicada el domingo.

El gobierno cubano comenzó en 2008 una reestructuración del sector agrícola que incluyó la entrega en usufructo de tierras ociosas a productores privados dispuestos a hacerlas producir. El objetivo es sacar al país de una fuerte crisis económica y disminuir las costosas importaciones de alimentos para la población.

La actualización del modelo económico de la isla, como la denominó el presidente en el 2010, no significa perder el carácter socialista pero deja mayor espacio al trabajo independiente en diversos sectores.

Las nuevas medidas estipularon una política de créditos para permitir "financiar el capital de trabajo y las inversiones" a los privados, pero hasta la fecha no se había informado de su implementación.

La tasa de interés de los créditos oscila entre 3% durante los dos primeros años, hasta un máximo de 7%, explicó Estévez.

Hasta mayo se entregaron un millón de hectáreas y otras 800.000 estaban listas para serlo, según informaciones oficiales de meses pasados.

La ley de entrega de tierras en usufructo dispuso que las parcelas --entre 13 y 40 hectáreas-- sean concedidas por un término de 10 años a particulares, pero si se trata de personas jurídicas como cooperativas se ofrecerán hasta por 25 años. En ambos casos se podrá renovar una y otra vez por similar tiempo los contratos.

Las reformas al modelo cubano contemplan también reducir medio millón de puestos en el sector estatal.