El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, firmó hoy un aporte de 2.000 millones de dólares de su país a un fondo binacional con China -que a su vez desembolsó 4.000 millones de dólares para el programa-, en un acto transmitido parcialmente por la televisión estatal.

"Son 6.000 millones de dólares para el sistema central de ferrocarriles", que consumirá un total de 711 millones de ese fondo, y para una línea de metro de Caracas, que recibirá otros 350 millones, detalló el gobernante en una reunión con miembros del Ejecutivo, Legislativo y unos alcaldes, transmitida parcialmente por la emisora VTV de la televisión estatal.

Chávez volvió a aparecer en televisión con evidencias de que ha recuperado peso tras las dos intervenciones quirúrgicas a las que fue sometido el 10 y 20 de junio pasado en Cuba, la última para extraerle un tumor canceroso.

El presidente regresó al país el pasado lunes, tras pasar un mes fuera de su país, en su mayor parte en Cuba, donde fue operado y recibió tratamiento contra el cáncer.

La aprobación de "este nuevo tramo del fondo pesado" es "otro éxito en la política exterior nuestra (...), totalmente independiente de los organismos multilaterales de crédito", remarcó Chávez, sobre el programa de financiación acordado entre Caracas y Pekín hace unos años para apuntalar proyectos venezolanos.

El gobernante explicó que Venezuela pagará a China esos recursos con envíos de petróleo, porque, dijo: "No es cierto que se lo estamos regalando, se lo vendemos y a precio del mercado".

Venezuela envía en la actualidad a China unos 400.000 barriles diarios, volumen que aspira a aumentar a un millón de barriles en tres años.

Chávez firmó el documento en el entretiempo del partido de fútbol entre la selección de su país y la de Ecuador, el otro país suramericano miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el marco de la disputa de la Copa América 2011.