Lo que comenzó con una promisoria actuación ante Argentina terminó como una pesadilla más para la selección de Bolivia, que el domingo se despidió de la Copa América al perder 2-0 con Colombia.

Los bolivianos ilusionaron a sus seguidores cuando se quedaron a 15 minutos de vencer a los anfitriones en su presentación, que culminó en un empate 1-1. Pero luego perdieron 2-0 ante el juvenil equipo de Costa Rica y sus aspiraciones concluyeron al caer ante los cafeteros, que en los primeros 45 minutos resolvieron el partido con un par de goles de Radamel Falcao.

"Teníamos mucha ilusión, lamentablemente no supimos estar tranquilos", comentó el defensor Ronald Raldes luego de la derrota ante Colombia.

Reconoció que Bolivia empezó a despedirse de la Copa tras el revés ante Costa Rica.

"Hubo mucha ansiedad contra Costa Rica. Hasta los 60 minutos (estuvimos) bien, pero después del 1-0 dejamos muchos espacios y nos desconcentramos", recordó. "Ahí se los complicó la clasificación".

Bolivia suma así otra Copa América en la que se va en blanco en el departamento de triunfos. Una sequía que data desde el 25 de junio de 1997, cuando fueron anfitriones y vencieron 3-1 a México en las semifinales.

"La verdad que el grupo está triste por lo que ha pasado, por no haber concretado la clasificación, pero hemos hablado que se ha visto fútbol bueno y hemos mejorado con lo que se venía viendo y hay que levantar la cabeza pensando en la eliminatoria", dijo el delantero Marcelo Moreno Martins.

El ataque boliviano sólo pudo marcar un gol en tres encuentros y Moreno siente un poco de culpa.

"Sí, claro que me siento mal por no hacer goles, pero también no juego solo y creo que en general no fuimos capaces de generar jugadas al frente", señaló el ariete del Shakhtar Donetsk.

En Paraguay 1999, Bolivia perdió uno y empató dos; en Colombia 2001 perdieron sus tres encuentros; en Perú 2004 empataron dos y perdieron uno; y en Venezuela 2007 empataron dos y cayeron en uno.

"Sabemos que esta copa fue triste porque llegamos con ilusión de armar un equipo que pudiera hacer algo más y finalmente nos volvemos a ir mal", dijo el delantero Alcides Peña.

Ahora Bolivia, que sólo ha jugado en tres Mundiales (1930, 1950 y 1994), se enfocará en las eliminatorias para Brasil 2014 que comienzan en octubre, de la mano de su técnico Gustavo Quinteros.

"Hemos conseguido cosas importantes, pero hay que seguir trabajando en detalles: concentración, más solidez en marcaciones individuales", destacó el técnico de Bolivia, Gustavo Quinteros, un argentino naturalizado boliviano que jugó el Mundial de Estados Unidos 1994.

Quinteros reconoció que su equipo pecó de falta de concentración en momentos cruciales.

"Hemos cometidos errores muy inocentes. Si los cometes contra selecciones tan importantes, con jugadores tan contundentes, pierdes el partido", sentenció.

El trabajo de Quinteros apenas comienza con la mira rumbo a Brasil 2014, y en la primera vuelta de las eliminatorias el equipo del altiplano chocará contra primero contra Uruguay y luego con Colombia, Argentina, Venezuela, Chile, Paraguay, Ecuador, Brasil y cierran con Perú.

"Bolivia será un rival muy duro en la eliminatoria", opinó el técnico de Colombia, Hernán Darío Gómez. "Tiene un gran técnico, con gran capacidad y orden táctico".

Raldes, por su parte, señaló que Bolivia tiene un plantel "corto", sin tantas variantes como otras selecciones de la región.

Para contrarrestar esta desventaja, Bolivia tiene que jugar prácticamente perfecto, como lo hizo en el empate inaugural contra Argentina.

"Hemos cometido errores de coordinación, de distracción. A nivel selecciones, se paga caro", declaró Raldes.