Los británicos agotaron la última edición dominical del tabloide sensacionalista más vendido de Gran Bretaña, News of the World, después de que la publicación de 168 años cerrara sus puertas por un escándalo de espionaje ilegal telefónico para obtener información.

En su edición número 8.674, el periódico se disculpa con los lectores por decepcionarlos y dice que "simplemente perdimos el camino" al reconocer que los "teléfonos fueron intervenidos".

Las acusaciones de que los periodistas del diario pagaron a policías por información e intervinieron los correos de voz de jóvenes víctimas de asesinato y de familiares de soldados muertos, provocaron el cierre del diario propiedad de News International, de Rupert Murdoch.

Se espera que el magnate de los medios llegue a Londres el domingo por la tarde, donde enfrentará la creciente crisis causada por el escándalo.

La última edición incluyó un especial de 48 páginas y citas de George Orwell en la contraportada.