Ya son 20 las personas fallecidas en Canadá por un brote de la bacteria "Clostridium difficile", que afecta a varios hospitales del sur del país, después de que las autoridades sanitarias confirmasen hoy la muerte de otras tres personas.

El Sistema Sanitario de Niagara, una región situada al sur de Toronto y en la frontera con Estados Unidos, informó hoy que un paciente murió a principios de la semana en la localidad de Niagara-on-the-Lake mientras que las otras dos defunciones se registraron en la noche del jueves en un hospital de St. Catherines.

La doctora Joanne Hope, directora de sanidad de la región de Niagara, dijo a través de un comunicado que "estos pacientes tenían graves problemas sanitarios subyacentes y también dieron positivo al 'Clostridium difficile'".

Hope añadió que "sus muertes serán revisadas para determinar qué papel ha tenido la bacteria 'Clostridium difficile' en sus muertes".

Las autoridades sanitarias señalaron que el brote infeccioso se inició el pasado 28 de mayo en el hospital St. Catherines General, donde han muerto 12 personas, y posteriormente se extendió el 23 de junio a los hospitales Greater Niagara General (4 muertes) y Welland (3 muertes).

Hope afirmó: "Estamos decididos a terminar con los brotes tan pronto como sea posible".

Ayer, otro hospital de la región, Hotel Die Shaver, informó de seis casos de "Clostridium difficile" entre sus pacientes aunque ningún fallecido.

Las autoridades sanitarias han informado que la "Clostridium difficile" causa diarrea y es una de las infecciones más comunes en los hospitales. En enfermos de avanzada edad o con grave problemas médicos la infección puede ser fatal.