Panamá espera integrarse en el Sistema de Integración Económica Centroamericano (Sieca) a principios de 2012, y prepara la negociación de un acuerdo de libre comercio con Corea del Sur que abordará junto a Costa Rica, informaron fuentes oficiales.

El ministro panameño de Comercio, Roberto Henríquez, dijo en una entrevista con Efe, que ya han concluido el "estudio de factibilidad" para abordar un acuerdo comercial con Corea del Sur, por lo que ya se preparan para abordar la negociación.

"Voy a estar viajando a Corea en octubre y previo a eso ya deberíamos comenzar a aterrizar ese proyecto", dijo el ministro panameño, que aseguró que su Gobierno ve a Costa Rica "como un gran complemento".

El vecino centroamericano "es un país con el que tenemos mucha identidad y consideramos que nos complementamos; ellos también nos ven a nosotros así. Habrá áreas en las que podrá haber competencia sana, pero son dos economías complementarias y así nos presentamos en el mundo", afirmó Henríquez.

El ministro dijo que la "alianza" con Costa Rica ya dio "muy buenos resultados" en el caso de la negociación con Perú, que tras cuatro rondas comerciales conjuntas, firmó hace menos de dos meses TLC con Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá.

Henríquez aseguró que "Centroamérica sigue siendo sumamente importante" para Panamá, que está en proceso de integrarse en el Sieca, "algo que debe ocurrir a principios del próximo año", señaló.

En 2010, Panamá inició formalmente el proceso de incorporación al Sieca al suscribir la declaración conjunta con el Consejo de Ministros de la Integración Económica (Comieco) de la región.

La integración de Panamá al subsistema del Sieca fue uno de los compromisos del Gobierno de este país para ser parte del Acuerdo de Asociación de la región con la Unión Europea.

El ministro recordó que, ese acuerdo está en su "etapa final de la revisión legal", y que espera que pueda entrar en vigor no antes de dos años porque requiere aún la ratificación parlamentaria de cada uno de los países firmantes.

"No porque haya ningún obstáculo, sino porque ese es el ritmo normal de un proceso que involucra a tantos actores", afirmó.

Recordó Henríquez que Panamá acaba de negociar un acuerdo de alcance parcial con Trinidad Tobago, y que siguen "en el tira y jala con Colombia" para conseguir un convenio comercial.

Respecto a las trabas surgidas en el caso de Colombia, aseguró que se han topado con "sensibilidades a nivel aduanero y ciertos productos sensitivos del sector agropecuario".

"Si eso se resuelve, habrá tratado, y si no, no lo habrá", declaró el ministro panameño, quien considero que con "un poquito de flexibilidad de las partes" el problema se puede resolver.

Finalmente, expresó su frustración por las trabas con que sigue enfrentándose el tratado de libre comercio con Estados Unidos para su ratificación en el Congreso en Washington.

"Monitoreamos minuto a minuto el tratado con Estados Unidos, pero esto es una auténtica telenovela", dijo el ministro, que destacó que el acuerdo ya tiene más de 300 votos garantizados en la Cámara baja, y hasta "los más reacios" han dicho que van a apoyarlo.

"Nosotros no tenemos ya nada que hacer. No estamos ya ni en la cancha, estamos en la gradería viendo el juego", expresó.

Sobre el acuerdo, dijo que beneficiará a los agroexportadores, porque "hasta ahora dependen de iniciativas unilaterales de Estados Unidos que pueden terminar en cualquier momento, y porque con el tratado se amplía el surtido de productos que podemos exportar".

Reconoció que hay productores cuyo campo de actuación se limita al mercado interno y "han expresado preocupación", pero aseguró que los períodos de desgravación son amplios, algunos de hasta de veinte años, lo que les ha de dar tiempo para prepararse.

"Yo no voy a desmeritar que exista preocupación, pero tampoco la justifico (...) porque ese tratado fue negociado precisamente para darles amplio tiempo para poderse preparar", dijo el ministro.