Un adolescente de 11 años de la ciudad de Mossoro en el noreste de Brasil está generando atención por sus presuntas dotes de magnetismo.

En imágenes difundidas por la red de televisión Globo TV, Paulo David Amorim demostró cómo tenedores, cuchillos, tijeras, cacerolas y otros objetos de metal parecen ser atraídos a su cuerpo y permanecen pegados a su pecho, estómago y espalda.

El padre del chico dijo a Globo que decidió someter a análisis a su hijo poco después de enterarse que un muchacho en Croacia tiene dotes similares. David Amorim dijo que se sorprendió al encontrar "un tenedor y un cuchillo pegados a su cuerpo".

El niño indicó que sus compañeros le llaman "el chico imán".

El doctor Dix-Sept Rosado Sobrinho declaró a Globo que es la primera vez en sus 30 años de carrera profesional que ha visto un caso como este.